Donald Trump está dispuesto a conversar con Corea del Norte

Donald Trump junto al presidente de Corea del Sur Moon Jae-in quien favorece el diálogo

Donald Trump junto al presidente de Corea del Sur Moon Jae-in quien favorece el diálogo

"El presidente Trump expresó su disposición a sostener conversaciones entre EE.UU. y Corea del Norte en el momento apropiado, bajo las circunstancias adecuadas", afirmó la Casa Blanca en un comunicado.

Al término de la reunión, el viceministro de Unificación surcoreano, Chun Hae-sung, dijo que su país propone al vecino del Norte reanudar las negociaciones para la prevención de incidentes militares y otras cuestiones de paz, incluyendo la desnuclearización. En su discurso de Año Nuevo, Moon subrayó hoy (ayer) que eliminar las armas nucleares de la península sigue siendo una meta básica e irrenunciable de su Gobierno pese a que la reunión de la víspera se cerrara sin ningún avance en ese terreno.

"Ojalá que (los diálogos) supongan un éxito para el mundo, no solo para nuestro país, sino para todo el mundo".

La última cumbre se celebró en 2007 entre Kim Jong-il, padre del actual mandatario norcoreano, y su por entonces colega del Sur, Roh Moo-hyun.

Tras la conversación con el presidente surcoreano, Trump dijo a la prensa que espera que el reinicio de las conversaciones entre Seúl y Pyongyang puedan ser exitosas.

Según Yonhap, Corea del Sur pidió así permiso al Comité Olímpico Internacional (COI) y a la Federación Internacional de Hockey para ampliar el número de convocadas e integrar a las norcoreanas.

"Hemos iniciado el diálogo con Corea del Norte, pero dado que el tema nuclear está sin resolver, la República de Corea (nombre oficial de Corea del Sur) va a continuar por la senda de la presión y las sanciones junto al resto de la comunidad internacional", explicó.

El presidente surcoreano, Moon Jae- In, se mostró dispuesto este miércoles a celebrar una cumbre con Corea del Norte, un día después de un encuentro excepcional entre representantes de ambos países. "Podría ser el resultado de sanciones y presiones lideradas por Estados Unidos".

Tras dos años de crecientes tensiones en la península coreana debido a la intensificación de los programas nuclear y balístico de Pyongyang, la situación se apaciguó repentinamente a comienzos de 2018.

En este escenario, Washington se convirtió en el principal impulsor de nuevas sanciones económicas y de la presión militar que se manifestó en un masivo despliegue de fuerzas en la zona, como en una retórica belicista de Trump, que incluyó la amenaza explícita de un ataque militar preventivo.

Noticias recomendadas

We are pleased to provide this opportunity to share information, experiences and observations about what's in the news.
Some of the comments may be reprinted elsewhere in the site or in the newspaper.
Thank you for taking the time to offer your thoughts.