Agentes de inmigración intervienen tiendas 7-Eleven

ICE realiza redadas en 7 Eleven de todo el país

ICE realiza redadas en 7 Eleven de todo el país

Siete agentes del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus sigla en inglés) llegaron a una tienda 7 Eleven antes del amanecer del miércoles, esperaron a que la gente pagara sus compras y dijeron a los clientes que llegaron y a un repartidor que llevaba cerveza que esperaran fuera.

La estrategia de las redadas contra empleadores de inmigrantes ya fue aplicada durante el gobierno de George W. Bush, con un estilo de operativos espectaculares y arrestos masivos.

El proceso, bien ensayado y ejecutado con discreta eficiencia en el barrio coreano de Los Ángeles, se reprodujo en unas 100 tiendas 7-Eleven en 17 estados y el Distrito de Columbia, una operación en marcha que las autoridades describieron como la mayor redada de inmigración contra un único empleador durante la presidencia de Donald Trump.

El pasado octubre, Homan ya había advertido que uno de los objetivos sería el escrutinio de la aplicación de leyes migratorias en las empresas "de forma muy seria", con acciones y redadas aceleradas por "cuatro o cinco veces", con foco no sólo en los propios inmigrantes, sino también en los empleadores, los cuales podrían enfrentar multas e incluso la pérdida de la licencia de operación si se descubre que contrataron a personal sin papeles.

Trump tomó medidas drásticas contra la inmigración, una promesa de su campaña electoral, recortando la llegada ilegal y legal de personas, e impulsando la construcción de un muro en la frontera con México con el que pretende mejorar la seguridad y detener el tráfico de drogas.

Los agentes de inmigración de reúnen antes de realizar una auditoría en un 7-Eleven en horas de la madrugada el miércoles 10 de enero, en Los Ángeles.

Tras las inspecciones, los funcionarios planeaban examinar si hay casos que merezcan una acción administrativa o una investigación penal, dijo Benner.

El administrador de la tienda estaba en Bangladesh, mientras que el dueño, contactado por teléfono, le dijo al cajero que aceptara los documentos que le entregaran los agentes, que dijeron que regresarían el martes para recoger la documentación de nómina que solicitaron.

"No va limitarse a grandes compañías ni una industria en particular, grande o pequeña", agregó.

En un comunicado, 7-Eleven dijo que los dueños de franquicias, no la corporación, son responsables de verificar si los posibles empleados son elegibles para trabajar en Estados Unidos.

Los agentes se enfocaron en unas cien tiendas 7-Eleven a nivel nacional, según un reporte de Associated Press, y ampliaron la investigación, que inició con un caso contra la franquicia en Long Island, Nueva York.

La cadena, que tiene más de 8 mil 600 tiendas en Estados Unidos, dijo que ha anulado previamente acuerdos de franquicia para dueños declarados culpables de violar leyes laborales.

Uno de los motivos es porque las investigaciones toman tiempo y las condenas son difíciles porque los empleadores pueden argumentar que fueron engañados con documentos fraudulentos.

Noticias recomendadas

We are pleased to provide this opportunity to share information, experiences and observations about what's in the news.
Some of the comments may be reprinted elsewhere in the site or in the newspaper.
Thank you for taking the time to offer your thoughts.