En dilema médicos de Florida, por tatuaje 'no resucitar'

Llegó inconsciente al hospital y los médicos le descubren un tatuaje que los dejó sin palabras

Llegó inconsciente al hospital y los médicos le descubren un tatuaje que los dejó sin palabras

Todo comenzó cuando un hombre anciano llegó inconsciente a un hospital del estado de Florida y puso a los médicos ante una disyuntiva ética: en su pecho se leía tatuado 'No resucitar'.

El paciente ingreso sin la compañía de algún familiar y carecía de documentos que acreditaran su residencia, solamente el tatuaje que trae escrito permitirá ubicar a alguna persona que logre identificarlo.

La aparente fácil decisión de atender al hombre se tornó complicada ya que conocían de un caso en 2012 en que a un paciente de 59 años que tenía un tatuaje de "D.N.R." en el pecho, se le preguntó la razón por la que tenía el tatuaje, a lo que respondió a los médicos que había "perdido una apuesta jugando al póquer", según un informe en el Journal of General Internal Medicine. Los médicos entraron en una disyuntiva, no sabían si ignorar el mensaje y tratar de reanimarlo al ver que su vida peligraba o hacer caso a ese pedido que estaba impreso en la piel. Mientras tanto los médicos consideraron el mensaje del tatuaje que llevaba el paciente por lo que formalizaron una orden de no resucitación, como la última voluntad del hombre.

Pero el destino del hombre ya estaba escrito y en la noche mientras se realizaba la reunión, el paciente empeoró y finalmente falleció sin recibir reanimación cardiopulmonar o manejo avanzado de las vías respiratorias.

El autor del artículo médico aseguró que el departamento de ética aconsejó que "que respetáramos el tatuaje del paciente (...) Sugirieron que era más razonable inferir que el tatuaje expresaba una preferencia auténtica, lo que podría verse como precaución pero también como una ceremonia de adherencia a la tradición y normas médicas, y que la ley a veces no es lo suficientemente ágil como para apoyar la atención centrada en el paciente y el respeto por sus intereses".

El hombre que no se identificó públicamente, murió a la mañana siguiente. De acuerdo con un comunicado del Ministerio de Ambiente y Energía de Costa Rica (MINAE), el incidente se produjo en un punto de buceo denominado "Manuelita", dentro del Parque Nacional Isla del Coco, que se encuentra a 532 kilómetros de la costa continental costarricense, en el Océano Pacífico.

Noticias recomendadas

We are pleased to provide this opportunity to share information, experiences and observations about what's in the news.
Some of the comments may be reprinted elsewhere in the site or in the newspaper.
Thank you for taking the time to offer your thoughts.