Fuertes lluvias dejan muertos y desaparecidos en Costa Rica

La Bicolor tiene que sacar un buen resultado si quiere seguir en la lucha hacia Rusia

La Bicolor tiene que sacar un buen resultado si quiere seguir en la lucha hacia Rusia

En Costa Rica han fallecido ocho personas, mientras que en Honduras la cantidad se ubica en cuatro.

Nicaragua se mantiene en Alerta Amarilla por las persistentes y fuertes lluvias ocasionadas por la tormenta tropical Nate, que se formó frente a la costa oriental de Nicaragua y que ha cobrado fuerza en su paso hacia el norte del Mar Caribe, con vientos máximos sostenidos de 65 kilómetro por hora, según el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos. El presidente Luis Guillermo Solís advirtió de las dificultades que han tenido las autoridades para alcanzar zonas incomunicadas por la persistencia del mal tiempo en partes del territorio.

Se mantiene la alerta amarilla en los departamentos de Ocotepeque, Copán, Santa Bárbara, Cortés, Lempira, Intibucá, La Paz y Francisco Morazán.

En Nicaragua, la tormenta viene después de dos semanas de lluvias constantes que han dejado el suelo saturado y los ríos crecidos.

Por ello, el NHC, con sede en Miami (EEUU), alerta de que las fuertes lluvias se producirán en una amplia área, incluyendo lugares muy alejados del centro de Nate en la costa del océano Pacífico en Centroamérica, regiones todas ellas que podrían sufrir inundaciones y deslizamientos de tierra. Mientras que los trabajadores del Ministerio de Salud se trasladaban en una camioneta para hacer labores de rescate, cuando fueron arrastrados por el cause del río Los Campos, en la localidad de Juigalpa, en Chontales.

También murieron otros dos hombres: uno en Carazo, al sur de Managua, y otro en el río Coco cerca de la frontera con Honduras.

Más de 80 albergues fueron habilitados y ya hay más de 5.000 personas que debieron abandonar sus casas por inundaciones o riesgo de deslave, indicó Iván Brenes, director de la Comisión Nacional de Emergencias (CNE).

Los cantones sureños de Pérez Zeledón y Buenos Aires quedaron aislados por la inundación de las rutas de acceso, señaló Brenes.

Entre tanto, el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) sacó de operación seis plantas hidroeléctricas como medida de seguridad ante el aumento de caudal de los ríos y la sedimentación que arrastran, anunció el organismo estatal.

Noticias recomendadas

We are pleased to provide this opportunity to share information, experiences and observations about what's in the news.
Some of the comments may be reprinted elsewhere in the site or in the newspaper.
Thank you for taking the time to offer your thoughts.