Represión e incidentes en una marcha contra la reforma laboral — Francia

Francia: represión e incidentes en una marcha contra la reforma laboral

Francia: represión e incidentes en una marcha contra la reforma laboral

Los sindicatos convocaron a una nueva jornada de protesta contra la reforma laboral para el próximo 21 de septiembre, la víspera de la votación del texto en la Asamblea Nacional francesa (Cámara de diputados).

Macron visitó las calles de Marigot, la capital del lado francés de la isla, donde dialogó con los residentes del lugar, y quienes aprovecharon, unos, para pedirle ayuda y, otros, quejarse de la situación que sufren.

"El código laboral debe proteger a los empleados. ¿Y qué ha hecho Macron? ¡Es un escándalo!", agregó indignada esta jubilada.

La manifestación estuvo marcada por incidentes en París y en la ciudad de Nantes, norte, en donde se produjeron ataques contra agentes de policía y de la Gendarmería, que respondieron a las agresiones con cañones de agua y gases lacrimógenos.

El viernes advirtió que tiene "una determinación absoluta y que no cederá nada, ni a los haraganes, ni a los cínicos, ni a las extremas".

Un grupo de unos 10.000 manifestantes se dirigió de la plaza de la Bastilla hacia la plaza de Italia en París, algunos de los participantes de la protesta, en general pacífica, gritaron lemas ofensivos contra la Policía y lanzaron petardos. "Imbéciles, cínicos, holgazanes... ¡Todos a la calle!", respondió inmediatamente en su cuenta en Twitter el líder de la izquierda radical Jean-Luc Mélenchon, quien se ha alzado como el principal opositor a Macron.

A las protestas se sumaron huelgas que afectaron el martes a los transportes.

Primer gran desafío de su mandato, la reforma laboral de Emmanuel Macron pretende reforzar el papel negociador de las empresas sobre las condiciones laborales y limitar las indemnizaciones por despido improcedente. El objetivo del mandatario es dar más flexibilidad a las empresas para impulsar las contrataciones y frenar el desempleo.

Los sindicatos estiman que esta reforma da todos los poderes a las empresas y recorta los derechos de los trabajadores, pero el frente sindical está dividido.

Busca también ganarse la confianza de sus socios europeos, que exigen desde hace años reformas estructurales en Francia.

Dos de los principales sindicatos franceses, FO y CFDT, no secundaron el llamado de la CGT a la huelga, lo que levanta interrogantes sobre su capacidad a hacer retroceder a Macron. Pero ésta es sólo una de las reformas de Macron que inquietan en Francia.

Estas protestas se producen en un momento delicado para el mandatario centrista, cuya popularidad se ha desplomado desde que asumió el poder en mayo.

"El sentimiento de que esta reforma no es justa empieza a instalarse, lo que no es una buena señal" para Macron, observó Frédéric Dabi, de la encuestadora Ifop.

Noticias recomendadas

We are pleased to provide this opportunity to share information, experiences and observations about what's in the news.
Some of the comments may be reprinted elsewhere in the site or in the newspaper.
Thank you for taking the time to offer your thoughts.