Multitudinaria marcha a favor de la independencia de Catalunya

El presidente de Cataluña Carles Puigdemont en Barcelona con un simpatizante de la independencia

El presidente de Cataluña Carles Puigdemont en Barcelona con un simpatizante de la independencia

Miles de personas se manifestaron ayer en Barcelona para reclamar que el 1 de octubre se celebre un referéndum independentista y votar por la secesión de España, una aspiración anulada por el Tribunal Constitucional y rechazada por el Gobierno y los partidos del país.

Tras admitir el jueves cuatro recursos del gobierno central contra la consulta, lo cual provocó su suspensión cautelar, el Tribunal Constitucional lanzó una advertencia a más de un millar de altos funcionarios catalanes.

Entre 350 mil personas -según cifras de la delegación del gobierno español en Cataluña- y un millón -según la Guardia Urbana de Barcelona- salieron a la calle en la capital catalana coincidiendo con la Diada, fiesta oficial de la región.

Está previsto que al término de la marcha intervengan varios líderes nacionalistas. "Lo que queremos es una república de ciudadanos libres", expresó sobre un escenario Jordi Cuixart, presidente de Òmnium Cultural, una de las organizaciones civiles independentistas que impulsan desde hace un lustro en Cataluña las marchas separatistas cada 11 de septiembre.

La celebración de la Diada, el Día de Cataluña congregó hoy a miles de personas en una manifestación a favor de la independencia respecto de España.

El presidente catalán, Carles Puigdemont, aseguró hoy que "jamás la violencia es una opción de la sociedad catalana", ante la prohibición del referéndum unilateral de secesión convocado para el 1 de octubre, que su gobierno garantiza que se celebrará. El objetivo del Gobierno regional será convencer a aquellos que se oponen a la independencia o los que aún no están decididos en votar, consientes de que una alta participación reforzará el referéndum.

Este lunes se celebra la Diada más independentista, apenas 20 días antes del referéndum de autodeterminación que quiere celebrar el Ejecutivo catalán.

"No es una opción que no se realice el referéndum".

Desde el mediodía, y en un ambiente festivo, las calles del centro de Barcelona se llenaron de banderas independentistas catalanas (esteladas) y de camisetas amarillas con el lema "Sí".

El acto tuvo su momento cumbre en homenaje al 11 de septiembre de 1714, cuando tuvo lugar la caída de Barcelona a manos de las tropas borbónicas en la Guerra de Sucesión española.

Noticias recomendadas

We are pleased to provide this opportunity to share information, experiences and observations about what's in the news.
Some of the comments may be reprinted elsewhere in the site or in the newspaper.
Thank you for taking the time to offer your thoughts.