El PRI y su candidato

Meade, Pepe Yunes y la sucesión veracruzana

Meade, Pepe Yunes y la sucesión veracruzana

El miércoles 9 de agosto la Asamblea Nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI) movió con fuerza una pieza estratégica en su jugada de cara al 2018, retirando los candados para permitir que ciudadanos simpatizantes del partido, se perfilaran como candidatos electorales, abriendo la puerta de par en par a personalidades más allá de los militantes.

Hace cuatro años, recordó, se decidió abrir las candidaturas a simpatizantes del PRI, "que no es estrictamente cualquiera, sino alguien que goce de prestigio, de buena fama pública", dijo.

Y aunque hay expresiones priistas que señalan que ese cambio no tuvo dedicatoria para José Antonio Meade, todo parece indicar que esa será la carta con la que participe el grupo en el poder en la carrera sucesoria.

Vaya, en ese escenario, resulta más fácil entender un entendimiento de los panistas con el "priista" Meade que con el perredismo, que en todo caso se verá aún más presionado en las negociaciones que parten, todas, de la definición de la candidatura presidencial.

Como sea, lo importante es que la reforma a los estatutos ubican al titular de la SHCP en la antesala de la candidatura presidencial.

Estefan a diferencia de Meada si tiene una larga y leal militancia en el PRI, pero sus bonos crecen por el hecho de ser un personaje de mucha cercanía al actual secretario de Hacienda y Crédito Público.

Meade es el más beneficiado con la apertura del partido a los candidatos externos.

Sin embargo, ser candidato es una cosa; ganar la elección presidencial es otra muy diferente, sobre todo considerando el ambiente de rechazo ciudadano hacia el PRI y de manera particular al presidente surgido de esas filas.

Noticias recomendadas

We are pleased to provide this opportunity to share information, experiences and observations about what's in the news.
Some of the comments may be reprinted elsewhere in the site or in the newspaper.
Thank you for taking the time to offer your thoughts.