Un cráneo de 13 millones de años revela el ancestro común

El recién encontrado cráneo del primate'Alesi, 8 de agosto de 2017.                                         Christopher Kiarie  Stony Brook University

El recién encontrado cráneo del primate'Alesi, 8 de agosto de 2017. Christopher Kiarie Stony Brook University

La criatura a la que pertenece el cráneo no está relacionada con los simios vivos y los seres humanos, pero pudo haber sido similar a nuestro ancestral extinto. Nuestro antepasado común con los chimpancés vivió en África hace 6 a 7 millones de años, y son muchos los hallazgos que han revelado cómo evolucionamos desde entonces.

Pero se sabía muy poco sobre las características comunes de simios y humanos antes de esas fechas por la escasez de fósiles en buen estado, de ahí la importancia del descubrimiento. El fósil fue apodado Alesi por sus descubridores, y conocido por su número de museo KNM-NP 59050. En 2014, fue descubierto por el cazador de fósiles keniano John Ekusi en capas de roca de 13 millones de años en el área de Napudet, al oeste del lago Turkana, en el norte de Kenia.

La investigación, publicada en la revista científica 'Nature', precisa que el resto óseo pertenecería a una cría de mono de una especie no conocida que los especialistas definieron como 'Nyanzapithecus alesi' y sería el cráneo fosilizado de un primate "más completo de todos los tiempos". El fósil sobrevivió porque un volcán cercano enterró el bosque en el que vivió, preservando perfectamente el cráneo, incluso hasta los diminutos conductos auditivos. "Hemos sido capaces de revelar la cavidad cerebral, los oídos internos y los dientes adultos aún ocultos con su registro diario de líneas de crecimiento", dice Paul Tafforeau, miembro de la institución europea. De hecho, muchas de las partes más informativas del cráneo se han conservado en el interior y, para hacerlas visibles, los expertos utilizaron una forma extremadamente sensible de imágenes de rayos X en 3D en la instalación del sincrotrón de Grenoble, Francia. "La calidad de nuestras imágenes es tan buena, que logramos establecer que el bebé tenía aproximadamente 1 año y 4 meses de edad cuando murió". Son precisamente los dientes los que también indican que el espécimen pertenecía a una nueva especie, bautizada Nyanzapithecus alesi. El cráneo de Alesi es aproximadamente del tamaño de un limón, y con su hocico notablemente pequeño se parece más a un gibón de bebé. "Esto podría dar la impresión inicial de que se trata de un gibón extinto - afirma Chris Gilbert, otro de los responsables del estudio -". "Sin embargo, nuestros análisis demuestran que esta apariencia no se encuentra exclusivamente en los gibones, sino que evolucionó varias veces entre monos extintos, monos y sus familiares".

Los primates tiene el órgano del equilibrio en el oído interno. Se estima que el cráneo podría responder a una antigua pregunta sobre el origen del linaje que derivó en seres humanos y simios modernos como los chimpancés, gorilas, orangutanes y gibones, que indicaría que su ancestro común evolucionó en África y no en Eurasia. Para Isaiah Nengo, principal autor del estudio, no hay duda: "el Nyanzapithecus alesi formó parte de un grupo de primates que existieron en África durante más de 10 millones de años".

Noticias recomendadas

We are pleased to provide this opportunity to share information, experiences and observations about what's in the news.
Some of the comments may be reprinted elsewhere in the site or in the newspaper.
Thank you for taking the time to offer your thoughts.