El Papa proclamó santos a los hermanos pastorcillos Jacinta y Francisco

Cartes estará hoy con la Virgen lusa

Cartes estará hoy con la Virgen lusa

Ya al pie de la imponente basílica, el papa rezó en silencio durante unos diez minutos frente a la talla de la Virgen en la Capilla de las Apariciones, construida en el sitio donde, según la creencia católica, la madre de Jesús se apareció por primera vez, el 13 de mayo de 1917, a tres jóvenes pastores de este pueblo humilde.

"Podemos tomar como ejemplo a San Francisco y a Santa Jacinta ", dijo el pontífice.

Ante medio millón de personas que se congregaron en la explanada del santuario en una jornada soleada, Francisco presidió la misa para canonizar a los dos primeros niños, muertos con 9 y 10 años, que subieron a los altares de la Iglesia por un milagro y no al ser considerados "mártires".

Los dos hermanos no vivieron mucho tiempo: Francesco murió en 1919 y Jacinta en 1920, víctimas de la gripe española.

Después regresarán a la "Casa de las Candeias", donde se encuentran habitualmente, mientras que los cuerpos de Francisco y Jacinta están enterrados en la basílica de Nuestra Señora Del Rosario de Fátima. Según dijeron, en las apariciones, María esbozó varias profecías y les entregó mensajes conocidos como 'Los tres secretos de Fátima'. La tercera, Lucia Dos Santos, se convirtió en monja y murió en 2005 a los 97 años. Dos Santos también está en proceso de beatificación, el primer paso para convertirse en santa. Luego, el Papa comenzó la oración que escribió para la Virgen y en la que se presentó 'como obispo vestido de blanco', según relató la Virgen, al referirse al 'que caía muerto', en los secretos revelados a los tres pastorcillos y que se interpretó como el atentado a Juan Pablo II en 1981.

En una visita a Portugal en 2010, su sucesor, Benedicto XVI, aportó una interpretación actualizada, afirmando que la Virgen anunció el "sufrimiento" de la Iglesia, que en aquel entonces se vio salpicada por escándalos de pedofilia.

En el centenario de las apariciones, acaecidas el 13 de mayo de 1917 según la fe católica, el papa presidió una misa en el Santuario de Nuestra Señora de Fátima, en Portugal, ante una multitud de fieles de todo el mundo.

Francisco pasará menos de 24 horas en Fátima.

Para que los dos pastorcitos fueran canonizados, la Iglesia reconoció dos "milagros" atribuidos a los niños portugueses.

Este consistió en la curación de un niño brasileño, Luca Baptista, que sufrió una grave lesión cerebral al caer por una ventana en marzo de 2013, cuando tenía cinco años, según consignó la agencia EFE.

"En esos secretos, la Virgen de Fátima reveló a los tres pastorcitos: Lucía, Francisco y Jacinta, la visión del infierno; hizo referencia al término inminente de la Primera Guerra Mundial; o al estallido de otra conflagración aún peor si la humanidad no retornaba a Dios, como sin duda fue la Segunda Guerra Mundial", añade este autor.

La visita del papa a Portugal, en medio de fuertes medidas de seguridad implementadas por las autoridades portuguesas, finalizará en la tarde de este sábado, cuando el pontífice retornará a Roma.

Noticias recomendadas

We are pleased to provide this opportunity to share information, experiences and observations about what's in the news.
Some of the comments may be reprinted elsewhere in the site or in the newspaper.
Thank you for taking the time to offer your thoughts.