Brasil intenta solventar escándalo de carne adulterada

Brasil investiga la venta y exportación de carne adulterada y en mal estado

Brasil investiga la venta y exportación de carne adulterada y en mal estado

La mafia de adulteración de carne fue desarticulada el viernes en una vasta operación de la Policía Federal, en las que se detuvo a una treintena de agentes públicos y directivos de empresas implicados en el caso.

El enorme operativo, que llevó 2 años y abarcó siete estados del país, también desbarató una extensa red de sobornos en la que estarían implicados decenas de inspectores encargados de certificar que los productos cumplían con los requerimientos sanitarios.

Además, empezó una investigación contra importantes ejecutivos del país, entre los que se encuentra el dueño de las marcas Seara Alimentos y Big Franco, JBS. Los responsables de las dos compañías rechazan todas las acusaciones.

Al principio de la mañana del viernes, la policía federal de Brasil realizó la operación "la Carne es Débil" para reunir pruebas contra una organización criminal liderada por fiscales, los ejecutivos de las grandes empresas del sector alimenticio y de los intermediarios que estarían a vender carne ilegal e incluso productos estropeados, para el exterior.

También modificaban las fechas de vencimiento de los productos e inyectaban agua a la carne para aumentar su peso, entre otras prácticas fraudulentas.

Según datos oficiales, Brasil es el mayor exportador mundial de carne bovina y de pollo, el cuarto en el segmento de cerdos, y las ventas externas de esos tres sectores representaron el año pasado el 7.2 por ciento de ese comercio, con un 11,600 millones de dólares.

El escándalo también implica a políticos del Partido del Movimiento Democrático Brasileno (PMDB) del presidente Michel Temer, según explicó el portavoz policial Maurício Moscardi al presentar la operación denominada "Carne Fraca" ("carne mala") durante una rueda de prensa en Curitiba, al sur del país.

El ministro brasileño de Agricultura, Blairo Maggi, emitió un comunicado en el informó que había ordenado la suspensión de 33 funcionarios del gobierno acusados de estar involucrados en el escándalo.

Como consecuencia de estas revelaciones, el propio Temer ha convocado para este domingo una reunión de emergencia en Brasilia (la capital) a sus ministros y representantes de frigoríficos para tratar el escándalo, que podría afectar la imagen del mayor exportador de carne del mundo.

Por su parte el partido opositor, Partido de los Trabajadores (PT) solicitará la creación de Comisión Parlamentaria de Investigación (CPI) para investigar corrupción en los permisos sanitarios que habrían permitido que carnes adulteradas se comercializaran dentro y fuera de Brasil.

Recommended News

We are pleased to provide this opportunity to share information, experiences and observations about what's in the news.
Some of the comments may be reprinted elsewhere in the site or in the newspaper.
Thank you for taking the time to offer your thoughts.